Laboratorios

Laboratorios de control de calidad.

La calidad, en su formulación más general, consiste básicamente en una especificación del producto y de un cumplimiento correcto de esa especificación en el proceso de fabricación. Ambos aspectos determinan la calidad. Un producto mal especificado no podrá tener calidad; un proceso de fabricación que no cumple la especificación, tampoco.

El control de calidad del producto constructivo consta de:

  1. Pruebas y ensayos “in situ” de suelos, toma de muestras y ensayos de laboratorio para la realización de informes de cimentación (previo al proyecto).
  2. El control del proyecto, mediante su revisión.
  3. El control de la ejecución, mediante la supervisión del proceso de puesta en obra.
  4. El control de los materiales, mediante ensayos de laboratorio.
  5. El control de los sistemas e instalaciones, mediante pruebas de servicio.

Estos controles se desempeñan habitualmente por dos agentes de control:

Entidad de control o Asistencia Técnica.

  • Proyecto
  • Proceso de puesta en obra.

Laboratorio:

  • Suelo de implantación.
  • Pruebas de servicio de sistemas e instalaciones.
  • Materiales que se incorporan a la obra.

Áreas de acreditación de los laboratorios.

La acreditación representa el reconocimiento por parte de la Administración de que un laboratorio dispone de los medios técnicos necesarios, (tanto humanos como instrumentales) para realizar adecuadamente los ensayos y las pruebas incluidos en las distintas áreas correspondientes.

La acreditación, por tanto, se otorga específicamente a aquellos laboratorios que demuestren su capacitación técnica, según las normas de cada una de las áreas de acreditación

EH: GRUPO DE AREAS DEL HORMIGÓN ESTRUCTURAL

GT: GRUPO DE AREAS DE GEOTECNIA

VS: GRUPO DE AREAS DE VIALES

EA: GRUPO DE AREAS DEL ACERO PARA ESTRUCTURAS DE EDIFICACION

AM: GRUPO DE ÁREAS DE MATERIALES DE ALBAÑILERÍA

Fuente: www.fenalac.com